FUNDACIÓN CARMEN ARNAU MURO

Los Yakutos

Es uno de los pueblos indígenas más numerosos de Siberia, su población alcanza los 382.000 individuos. Pertenecen al grupo turco procedentes de Asia Central. Su idioma, que goza de muy buena salud y hablan practicamente la totalidad de los yakutos nativos, es del grupo turco de lenguas de la familia altaica. La mayoría de los yakutos viven en la República de Yakutia (Saja), también en las regiones de Krasnayarsk, Javarost y en el Distrito Autónomo de Evenkia.

La cultura yakuta mantiene sus peculiaridades de gran riqueza, tanto en el folklore, (relatos cantados, epopeyas, etc.), como en su artesanía, (ricos y coloridos bordados, colgates y adornos personales en plata, preciosas tallas en madera y hueso, etc.). Son extraordinarios constructores, y han creado una de las viviendas más solidas y acojedoras de Siberia: el “balagán”. Es destacable su concepción animista de la Naturaleza, veneran el fuego y son hospitalarios y solidarios, aunque tienen una cierta agresividad que no se encuentra en otras comunidades como la evenka, even, dolgana, etc. Se sienten yakutos y están orgullosos de serlo, en muchas zonas de Yakutia son mayoría y han arriconado a los rusos, aunque la relación es buena.

Tradicionalmente vivían de la caza, la pesca, y de los renos. En la actualidad, se mantienen pocas comunidades que hagan una vida nómada siguiendo por la tundra a sus manadas de renos. Hacen una vida sedentaria, o temporalmente sedentaria y muchos trabajan en las explotaciones mineras, en fábricas o en otros empleos. En la capital, Yakutsk, los yakutos y yakutas nativas ocupan todo tipo de puestos y cargos relevantes.